Tan simple como eso¡


Aunque resulte increíble el mejor remedio contra el desamor es querer y querer, volverte a enamorar.

No voy a dar consejos, lo odio tanto como madrugar cualquier día de invierno, y para eso ya tenéis internet que los ofrece bien numeraditos del uno al diez, o al quince… para tener buen cuerpo, ejercicio, dieta sana… claro, no somos gilipollas, ya sabemos que el mejor camino no pasa por la churrería, y así podría poner miles de ejemplos que me exasperan pero… “ya pasó”

En el amor creemos que es lo mismo, fases, etapas, bien enumeradas, como si el siguiente paso ya lo supiésemos, haciendo planes sobre un futuro que dicho sea de paso no sabes que te deparara, juras amor eterno porque una bonita mañana de primavera huele a azahar, sin tener en cuenta la de vueltas que da la vida.

Y ese olor azahar debería preguntarte/me ¿seré capaz de tolerar tus domingos y demás fiestas de futbol de guardar? ¿No llamaras cotorras a mis amigas? ¿Te preparas una copa de vino para soportar con una sonrisa mi “tardo cinco minutos? ¿Mirare a otro lado cuando tus zapatos queden ahí tirados al lado del sofá? ¿…?

Son tonterías, bobadas… pero lo que quiero decir es que ante esas fisuras, tú decides, yo decido, te quedas conmigo, me quedo contigo, o a otra cosa mariposa, porque si hay algo que los seres humanos no soportamos es perder el tiempo, pero el aprobado es fácil, lo que cuesta son los siguientes puntos, esos requieren tiempo y entrega, llegar al notable, al sobresaliente (esto ya es deformación profesional, lo sé), porque el compromiso es ir ¿paso a paso?, o como dijo alguien (no recuerdo quien) y con lo que me quedo, “un trampolín desde el que debes saltar sin mirar donde caerás” ,¡disfrutemos en la caída!

Porque tú dices que yo soy complicada ¡yo!  que me considero de lo más simple (igual es que al final ser tan simple es complicado) pero tú eres raro de… ¡tú! que te consideras de lo más normal, creo que solo hay que añadir un pequeño matiz, yo soy “tu complicada” y tú eres “mi raro”. Tan simple como eso.




Comentarios

  1. Respuestas
    1. y a veces doloroso... "C'est la vie"
      Un abrazo¡

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado tu reflexión sobre el amor. un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EN EL ESPEJO DE MI ALMOHADA

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON

LOS "PORQUÉS"