miércoles, 27 de mayo de 2015

no dejes nunca de pintar


Entro en la pastelería al salir del colegio, soltó  de cualquier manera la cartera y salto a los brazos de su madre que salía del obrador embadurnada de harina, siempre llevaría con ella ese olor a pan recién hecho. Su madre la cubrió con sonoros besos, la subió en un taburete situado en una esquina de la barra y le sirvió un tazón de cacao caliente con un par de magdalenas y volvió a su quehacer dejándola con sus sueños.

Soñaba que un día se iría lejos, quería estudiar bellas artes y tener unas manos diestras con los pinceles y los lienzos como aquellas pintoras que tanto admiraba, Sofonisba Anguissola, Frida Kahlo, Anne Anderson, Mary Stevenson Cassat, Tamara de Lempicka, Berthe Morisot…

Y así, entre paseos en bicicleta, juegos, risas y peleas con amigos que al pasar los años se transformaron en coqueteos,  llegaron los primeros besos, el primer amor, acabo COU y llego la hora de cumplir su sueño. Momento en el que sintió una mezcla de entusiasmo y nostalgia, entusiasmo por el mundo nuevo que empezaba asomarse, nostalgia por lo que quedaría atrás, la pastelería con su madre, esta ya con el pelo blanco pero no de harina, sino por las huellas que los años y el duro trabajo le regalaron, los amigos, el amor… porque era soñadora pero con los pies en la tierra, marchaba lejos, L’école des Beaux –Arts la esperaba, y no quedaría dinero para volver, excepto en contadas ocasiones, navidad y verano. Y no solo sería la distancia, el tiempo y la vida se encargaría de marcar caminos, destinos diferentes

Casi a punto estuvo de quedarse, un momento de duda, pero aunque el pueblo era ese mundo seguro y acogedor que conocía, donde estaba su amor que pensó eterno, de sobra sabía que ese mundo la limitaba, cortaba sus alas.

Y no se equivoco, el amor se esfumo, en el pueblo había chicas más guapas e inteligentes y el necesito una mano entre sus manos, los amigos marcharon a otras ciudades por estudio o trabajo, y su madre un día se rindió y le dijo adiós a ella y a todas las harinas pendientes de amasar, de hornear. ¡Como la echaba de menos¡

En algo si se equivoco, no fue fácil, trabajo para estudiar y estudio duro, y hubo momentos de lagrimas, momentos de querer dejarlo todo, momentos en los que solo pensaba volver… pero su ilusión y coraje ganaron la partida, terminando con unas notas más que aceptables.

Ahora trabaja de camarera a media jornada, porque en estos tiempos de la pintura no se vive, alguna que otra exposición, comidas con amigos, y algún que otro novio que no duró ni mucho ni poco.

Y cada tarde se sienta en el Café de la Paix, tan adorado por  Émile Zola, pide un expreso, a veces se sienta en un rincón de la barra y otras en su terraza, simplemente observando a la gente pasar... y el tibio aire le trae el aroma del pan recién hecho,  le guiña un ojo a su madre, y la escucha decir suavemente: “no dejes nunca de pintar”


Y esta que lo relata ya os anticipa  que en apenas unos años, las exposiciones fueron cada vez más frecuentes, y por fin pudo dedicarse solo a la pintura, dejo su trabajo de camarera, porque los sueños, no sin esfuerzo, se cumplen.





sábado, 23 de mayo de 2015

Con los años he aprendido...





Con los años he aprendido,
que llorar no es de débiles
ni correr es de cobardes,
que a veces no hay decisión mas valiente
y que produzca más sufrimiento
que llorar y salir corriendo

(Sergio de Sa)

jueves, 21 de mayo de 2015

Esa “patada” que cambio mi vida.






Nunca olvidare el día en que llena de dudas me hice  la prueba de embarazo, dudas... que sea positivo, ¡Oh my god¡ no, que sea negativo… tengo toda una vida por delante, sueños, proyectos, viajes… y ahí están las dos rayitas, que dicho sea no las necesitaba porque lo sabía, esas cosas se saben, y esas dos rayitas te gritan a bocajarro que tu vida va a cambiar, y estas contenta pero no entiendes porque esas ganas de llorar, ese miedo que de pronto surge, cuando creí que no tenía miedo a nada o a casi nada, yo que trepaba muros, que de adolescente me enfrentaba a todo…y pasan los días, me gustaría decir que vomitando, pero no, no hubo vómitos, ni antojos, nada que indicara que dentro de mi había un ser, hasta mi tripa se negaba a crecer, y siguen pasando los días, dejas el alcohol, el tabaco, comida sana, menos fiestas y más dudas.

Los amigos que te dicen que valiente tan joven…y notas que sus ojos te dicen que es un error y una no puede pensar de vez en cuando que están en lo cierto, días que te acompaña el entusiasmo y días que te sientes sola, confundida entre el egoísmo y el cariño materno.

Pasan los meses, y un día notas una “patada”, me asuste, me emocione, ahí fue donde me sentí verdaderamente madre, mis lagrimas brotaban pero ahora de alegría, una emoción tan inmensa que disipo todas las dudas, todos los miedos, todo se transformo en un autentico placer, y empecé a divertirme, acariciar la barriga, exhibirla, pensar en el nombre de mi bebe, siempre de niños, estaba segura que era un niño, recuerdo cuando la doctora me pregunto en la ecografía que nombre tenía pensado, al decírselo me pregunto ¿y si es niña? Le conteste, no sé, no lo he pensado, siempre hablo de él.



Igual no estaba preparada, pero llego el momento yo que siempre le decía, quédate ahí todo el tiempo que puedas, porque cuando salgas ya no hay vuelta atrás, MADRE PARA TODA LA VIDA, y maldije cada una de las contracciones y grite al médico ¡sácamelo¡ este me inyecto una buena dosis de calma y broto de mi una fuerza que no conocía, dando al mundo, a mi vida, otra vida, un pequeño ser humano que apoyaba su cabeza en mi pecho y así me deje llevar por esos ojitos azul acero.



lunes, 18 de mayo de 2015

SE PUEDE VIVIR CON POCO DINERO PERO NO SIN ILISUION


Y llega un día que quieres cambiar de aires, como cuando era joven, bueno no tanto porque ya había de por medio un bebe con dos años, pero para cambiar de aires no importa la edad, si podemos aprender a vivir con un bebe, creo que ya se puede con todo,  a lo que iba, decidí emprender el viaje, revisión al 2CV, cargando tienda de campaña y mochila con poco equipaje, poco dinero y mucha ilusión, porque se puede vivir con poco dinero pero no sin ilusión, no voy a relatar el viaje, primer sitio en el que aterrizamos Almería, san José, en el camping Tau, para mí el mejor, que quizás los lugares no son para tanto y nos parecen excepcionales por todo lo que vivimos en ellos, esos amaneceres de un perezoso madrugar sin prisa, un buen desayuno, alquilas bicicletas que te invitan a llevar suavemente el día sobre ruedas, recorrer sus playas, mi preferida los genoveses, uno de los rincones más especiales del Mediterráneo, sin edificios, sin carreteras sin chiringuitos ( y mira que me gusta a mí un chiringuito¡) con sus aguas cálidas y cristalinas, como nuestras miradas…y volver a la noche al camping con su cine y lo mejor no son las fotos, es la gente que conoces en el camino,  unos días y vuelta a cargar el 2CV, para ir hacia Málaga, luego Cádiz, Huelva y adentrarnos en el sur de Portugal, el Algarve, pero no iba a relatar el viaje, solo queria hablar de la permeabilidad que tienes que ponerte para empaparte de todo lo que te rodea, perderte por calles, conocer costumbres, ese   viajar como sea, porque no hay mejores ni peores formas de viajar, solo diferentes, en coche, bus, tren, bicicleta, a dedo, cerca o lejos, con mochila o maleta… ¡cuántos libros, películas, obras de arte han nacido gracias al placer de viajar¡

Nuevos sabores, olores, atardeceres sin tiempo, sin puertas que cerrar, sin candados que echar, sin control, sin alarmas, solo una vida de puertas abiertas para permitir el paso a las sorpresas, al asombro, estar en la tierra mirando arriba el cielo, pero creerse en el cielo mirando hacia abajo para ver la tierra…


Y esto viene a cuento de que ha llegado el día de coger de nuevo la mochila con poco equipaje y mucha ilusión y mostrarte como se ve la tierra desde el cielo.




viernes, 15 de mayo de 2015

SOBREVIVIRAS A LA TORMENTA



"Y una vez que la tormenta termine, no recordaras como lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa si es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entro en ella. De eso se trata esta tormenta."
"A veces, el destino se parece a una pequeña tempestad de arena que cambia de dirección sin cesar. Tú cambias de rumbo intentando evitarla. Y entonces la tormenta también cambia de dirección, siguiéndote a ti. Tú vuelves a cambiar de rumbo. Y la tormenta vuelve a cambiar de dirección, como antes. Y esto se repite una y otra vez. Como una danza macabra con la Muerte antes del amanecer. Y la razón es que la tormenta no es algo que venga de lejos y que no guarde relación contigo. Esta tormenta, en definitiva, eres tú. Es algo que se encuentra en tu interior. Lo único que puedes hacer es resignarte, meterte en ella de cabeza, taparte con fuerza los ojos y las orejas para que no se te llenen de arena e ir cruzándola paso a paso. Y en su interior no hay sol, ni luna, ni dirección, a veces ni siquiera existe el tiempo. Allí sólo hay una arena blanca y fina, como polvo de huesos, danzando en lo alto del cielo. Imagínate una tormenta como ésta."
Haruki Murakami
Totalmente de acuerdo, ante una crisis sea del tipo que sea, hay que afrontarla, meterse de lleno, ese es el objetivo de toda tormenta, enfrentarte y comprobar todo lo que eres capaz de conseguir, y no sales igual que entrastes, sales mas fortalecido, miras la vida con esa mirada de esperanza y entusiasmo.

miércoles, 13 de mayo de 2015

A mis alumnos


Casi acabando el segundo cuatrimestre, empezando los exámenes, y sé que estáis cansados de estudiar, de luchar, de esforzaros, estudiar y estudiar, sin pararos a pensar porque, sin cuestionaros nada, sin visualizar la meta, es lo que todos pensamos cuando llegan  los exámenes y no vemos el final… pero  terminaran, la meta esta cerca y la cuestión es que estoy segura que sea el que sea el resultado (que será brillante), es que os gusta lo que hacéis, y que lo hacéis por vosotros mismos, al margen de lo orgullosos que podamos estar los demás.
Bajar los brazos y rendirse, NUNCA
Seguir en la lucha, SIEMPRE
Cuando empezasteis los estudios universitarios adquiristeis un compromiso con vosotros mismos, todo un orgullo estar ahí, y un privilegio que muchos no pueden tener.
No hace falta que sea yo la que os diga que el estudio es un camino importante para tener cierto éxito en la vida, ya lo sabéis, y tampoco hace falta que os diga que tenéis capacidad de sobra para conseguir culminarlo brillantemente, que hay personas que han estudiado y trabajado al mismo tiempo y lo consiguieron, vosotros no sois una excepción.
Que si miráis alrededor hay mucha gente que os quiere y apoya (familia, amigos… y yo), así que no os rindáis porque con esfuerzo se consigue.
Pero sobre todo tened en cuenta que si un examen se pierde, no hay que hundirse, no dejéis que se instale el desanimo, no es el fin del mundo, queda otra oportunidad y hay que ir por ella con más fuerza y la cabeza bien alta.
Pensad que un día no muy lejano, mirareis atrás, y comprobareis que mereció la pena, y todos los que os apoyamos nos sentiremos muy pero que muy orgullosos de ver los grandes profesionales que sin duda seréis.

Luego toca esperar las notas, disfrutando mientras de unos días de tranquilidad, de amigos, de recuperar la vida social.
Y yo os esperare para el próximo curso, y os diré lo mismo:
“cuando toque trabajar, A TRABAJAR; cuando toque divertirse, A DIVERTIRSE”
(Que tiempo hay “pa to”)
MIL GRACIAS A TODOS POR VUESTRA CONFIANZA
¡MUCHA SUERTE¡


"Tanto más crece el esfuerzo, cuanto más consideramos la grandeza de lo emprendido" (Séneca).


domingo, 10 de mayo de 2015

Y quiero gritarle al viento... "niñaaa", contigo yo estoy contenta¡


Y llego el día, y tuvo que ser en el día de la madre, un día…¡no!, todo un largo fin de semana, colmado de conversaciones de esas que aflora hasta el alma, de risas, paseos, chiringuitos en los que posas el culo en la silla al mediodía y así entre cerveza, risas y lagrimas te sorprende la noche y te vas solo con la idea de darte una ducha, ponerte un vestido ligero y poder continuar con esa conversación, esas risas, que de tan bonito  fue como una melodía para mis sentidos,  quedara por siempre en mi corazón.

Ese que sabía que era inevitable, que a toda madre antes o después le ocurre, crecen y tienen que volar, primero uno, luego otro, marchan, y a pesar de que la casa ha estado muchos días sola, y hasta deseas que eso ocurra para tener tu tiempo, ahora queda silenciosa y vacía, envuelta en un alo de tristeza y esperanza, pero la vida es eso cerrar ciclos, es importante poder y saber cerrarlos, momentos de la vida que se van clausurando.

Y podría decir que hay que dejar ir, porque en el fondo les he preparado para eso, para que puedan andar por la vida solos, porque les enseñas que las cartas de esta vida no están marcadas, no hay trucos, hay que aprender a jugarlas y estar preparado para perder o ganar, porque la vida está diseñada para ir siempre hacia delante.

Y aunque no esperas que te devuelvan ni reconozcan nada,  ¡te devuelven tanto! Ese orgullo de ver en las personas que se han convertido.

De momento la casa esta vacía, a pesar de que sigamos aquí, pero no triste, limpiare y pintare la piscina y cuidare el huerto como prometí, y este verano habrá noches de barbacoa, cerveza, juegos y soportareis mis chistes malos, nos reuniremos para practicar nuestro deporte favorito, hacer el tonto hasta que el amanecer nos sorprenda con hartura de risas y chupitos.








viernes, 8 de mayo de 2015

...y se instala en mi Orfeo...



Vivo en el arco iris pero hay días que bajo a las tinieblas, a veces estoy en base firme y otras sobre la cuerda floja como un equilibrista inexperto; días que recojo tantas sonrisas como he sembrado y otros recojo lagrimas  que no recuerdo haber cosechado; días que las cicatrices no duelen solo están ahí para recordar y otros en las que se abren y sangran con la más leve de las caricias;  días que amas el mundo y otros le odias por egoísta, mentiroso, cobarde o ¿debería decir gente en lugar de mundo?; días que el amor te parece un regalo y otros es como una buena película con final decepcionante; mi “estilo” de vida me dio días de gloria y otros en los que sufrí derrotas; días que se instala la esperanza e ilusión y otros en los que el miedo, como un tigre acecha para devorarme.



Pero  al final todo explosiona y como si de fuegos artificiales se tratase, la luz ilumina todo y vence a las tinieblas, mis pasos son firmes aún en la más floja de las cuerdas, las lagrimas dan paso a las risas, las cicatrices se convierten en sabiduría, las derrotas no me preocupan (no hay triunfo ni derrota si no se intenta), asumo los finales porque el principio me enganchó y lo de en medio me hizo vibrar.

Y se enciende esa luz interior, se instala en mi Orfeo que con su melodía apacigua todas las dudas, todos los miedos y neutraliza las fieras que todos llevamos dentro.




lunes, 4 de mayo de 2015

Me la juego contigo



Esta primavera me pide tranquilos paseos por el campo con Sultán, barbacoas al anochecer, conversaciones que terminan en la madrugada con besos, pasar la noche de San Juan en la playa, días de duro trabajo que acaban con un par de cervezas frías, sábados de desayunos tranquilos y sonrisas amplias, tardes mimando el huerto y acicalando macetas, y otras de recorrer algunos Kilómetros en bicicleta, haciendo parada en el pueblo para saborear helados y miradas, fines de semana por esos pueblos blancos de mi Andalucía.


Tantas cosas me pide… y yo le digo que Si, ¡Si  a todo¡ pero de tu mano, quiero todos esos momentos contigo, quiero fascinarme contigo, más que mirarte quiero admirarte, porque no aparentas, tu secreto esta no en tener sino en ser, eres el mismo con esa bonita camisa que cuando te quedas desnudo, el que acompaña el deseo con la fantasía, el que invierte tanto tiempo en crecer, el que viaja sin hacer turismo, el que sigue aspirando mi perfume cuando no estoy, el que no se vende ni negocia sus sueños, el que es libre, pero sobre todo el que ama mi libertad.



(No existe hombre tan cobarde como para que el amor no pueda hacerlo valiente, y transformarlo en un héroe. Platón)

sábado, 2 de mayo de 2015

Si es tan breve ¿Porque tan intenso?



Este fin de semana largo, lleno de tantas risas como lagrimas, lagrimas que sin dejar de serlo se convierten en alegrías, y luego más risas, tantas sensaciones, tantos escritos, algunos ya en papel, otros aun en mi mente (necesitare unos días para  ordenarlos y digerirlos, y luego con sumo gusto los compartiré), bienvenidas, algún adiós y un hasta pronto… tantas sensaciones que como yo suelo decir “el corazón se desborda” (frase que dicho sea de paso es de alguna película tonta que no recuerdo), pero una vez mas como  Scarlet O´Hara: “Aunque tenga que matar, engañar o robar, a Dios pongo por testigo de que jamás”…. jamás… os cambiaría por nada, que no necesito fotografías porque la mejor cámara está en mi memoria.