EN TIERRA DE NADIE


Me he puesto cómoda, dispuesta a escribir, sin nada en mente, sin ningún borrador, no importa tengo toda la noche por delante, sentada al raso, siempre me gusto tumbarme mirando al cielo,  sin ninguna tapia o valla contra la que se estrellen mis ojos ni mis pensamientos.

En silencio, las palabras despegan hacia paraísos exóticos, revolotean  hasta que vuelven a bajar posándose sutilmente transformadas por la luz de la luna en fantásticos personajes de cuentos, y la noche aliada se encarga de convertirme en uno de ellos.

El pensamiento emprende su viaje libre de obstáculos, recogiendo sueños, calmando el espíritu  para poder decidir sobre cualquier cosa, soltar lastre, dejar a un lado la realidad, evadirnos de ella porque a veces nos oprime con demasiadas leyes y con tanto texto imposible de asimilar, eso sí, intentamos cumplirlas como podemos, hilvanando a veces, deshilvanando otras, dudando de cómo quedara la labor, procurando que no tenga muchos defectos, y no dejar de apreciarla por ello.

La memoria caprichosa juega con las estrellas, realidad frente a ilusión, no sabemos con qué criterio selecciona recuerdos, adornándolos a su antojo, haciendo perdurables unos mientras que otros,  no menos significativos,  los castiga relegándolos al reino del olvido, otros en tierra de nadie, donde no tiene cabida ni el pasado ni el futuro.

Dejándonos carita de tonto, y una sonrisa boba cuando afloran en bloque…


Y así pasamos el rato, este rato que es la vida, esa porción de tiempo que se nos asigna cuando  al asomarnos al mundo, y de nosotros depende que se haga más corto o más largo, reconozco que cada vez más corto, si vuela rápido dicen que es buena señal…pero mejor no calcular el tiempo, como tú dices “Ahora es siempre”,  y ese siempre se quedo aquí enganchado en mi dedo anular izquierdo.




 




“Toda la vida es ahora. Y ahora, ahora es el momento de cumplir las promesas que nos hicimos. Porque ayer no lo hicimos, porque mañana es tarde. Ahora” (A. Machado)


Comentarios

  1. Lindisimos sus escritos, reflexivos .
    Me gusta mucho
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Siiiiiiiiiiií, es cierto, una vez que te desbloqueas y se hace la luz, piensas... "pero como no se me ocurrió antes... si era tan obvio?" Buen fin de semana!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON

EN EL ESPEJO DE MI ALMOHADA