SIGUIENTE PARADA: PUESTA DE SOL.


El tren solo pasa una vez en la vida, le decían…piensa que en todos estos años no ha salido de este tren, mirando la vida a través de la ventanilla, como si no hubiera otras posibilidades, haciendo siempre el mismo trayecto.

Exhala una bocanada de aire para infundirse valor y saltar, pero su cuerpo inerte la deja anclada en el mismo sitio, dejándole solo mover la cabeza para golpearla ligeramente contra aquella ventana, que le muestra al otro lado, inaccesibles, otros paisajes desde los que asomarse a la existencia, quiere ignorarlos, antes los ignoraba…no importa, sigue avanzando…es el tren el que avanza… llega Mario y le mira casi no lo reconoce, le da miedo, escucha su voz interior que le grita salta…21 gramos solo, pero cuando se cae a los pies pesa toneladas...

Salta, despeja el corazón, acabar es difícil, hay lazos que  son complicados de romper, pero si los lazos asfixian, golpean, gritan…y en el peor de los casos matan…mira al horizonte…al filo del atardecer, la puesta de sol  con su orgia de rojos, violetas, naranjas y dorados, entre la esperanza y la desesperanza, entre el decaimiento y la euforia…

MARIA SALTÓ




"No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente."
...Virginia Woolf.

Comentarios

  1. ¡Hola Ana!
    Un interesante y breve relato con una profunda reflexión, porque como le ocurre a esta protagonista ¡cuántos no hemos tenido alguna vez en la vida esa misma sensación de agobio, de romper la rutina y lanzarnos al vacío del "cambio"!
    Me ha gustado mucho tu aporte reflexivo.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es, se habla mucho de subir al tren, pero hay que saber cuando bajarse...Gracias Estrella. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un buen micro donde se reflexiona y sabemos que a veces el tren hay que cogerlo. y saber bajarse a tiempo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Interesante tu reflexión, a veces más difícil que subir es encontrar las fuerzas para bajar.
    Ojalá se tuvieran más en cuenta las palabras de Woolf.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

AQUÍ ESTOY YO CON MI BARQUITO

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON