Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2019

FUGAZ

Imagen

SIGUE SONANDO

Imagen
Como decirte que me has ganado poquito a poco
Tu que llegaste por casualidad, como hablar...




En la España de los años 50 una amiga nada silenciosa  se había colado en casi todas las cocinas de todos los hogares, para dejar entrar y salir los sueños. Éramos pobres entonces…bueno, ahora también… y los valores de solidaridad y bondad con el más necesitado parecían más indispensables que nunca…bueno, ahora también.

Centro de desayunos familiares y acompañante intima al conectar los auriculares.


A través de esta charlatana compañera se colaban los concursos, canciones populares, seriales y demás folletines en los que la gente, nuestros mayores de hoy,  reconocían su propio mundo sentimental.
Ese mundo que en la dictadura, como dijo Jon Murelega Ibarra anestesió a una sociedad consagrada al hambre, enmascarando problemas de toda índole que azotaban el país.
El fútbol sustituyo  a la penuria, los seriales a la venganza y los concursos a la represión y cerrazón política y cultural.

En los años 60 y…

REMOLINOS DE CONFUSIÓN

Imagen
El pelo revuelto, enredado, engrescado, los ojos rebosantes de pena, en la boca un cigarrillo apagado a juego con el corazón, un conjunto de belleza endurecida con el tiempo. En la mochila un final, un inicio.

¿Por qué estrellas saltarás? ¿Me oyes? ¿Recuerdas el aroma a café en mi piel?

Quisiera morir de pena, pero no soy de esas. ¿Volverán mis amaneceres soleados de tibias caricias? ¿Me traerá la primavera un ramillete de esperanzas? ¿Al alba me asombraré ante un nuevo día?

No tenía una cuerda al cuello, ni barrotes en las ventanas y solo quería huir. Adiós, me voy. Ya te fuiste, gritaste.

Aquella tarde mis dedos se abrieron, un descuido, inútil, trágico, y tus dedos se desenlazaron arrastrándote en su vuelo, te vi volar, volar hacia la inmensidad de los recuerdos, caí como hojas de árbol en otoño mecida por remolinos de confusión.

Atrás queda aquel atardecer, tras dejar el equipaje, sentados en el porche saboreando una copa de calvario, aspirando el aroma de azahar, no podría haber nada m…

MENOS ES MÁS

Imagen
No pido mucho
poder hablar sin cambiar la voz
caminar sin muletas
hacer el amor sin que haya que pedir permiso
escribir en un papel sin rayas ...