Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2019

(I M) P A C I E N C I A

Imagen
De niña le provocaba temor la oscuridad, en la vejez la oscuridad cedió su puesto a la soledad.
Dejó su infancia una tarde fresca de verano debajo de la higuera, o quizás fue en el patio del instituto, mientras sentada miraba como la chica más guapa saltaba a la comba, la más lista repasaba para el examen, la más graciosa contaba anécdotas, toda su infancia fue un punto de comparación, en la que ella era el menos, el tiempo le enseño que no hay que comparar a las personas, solo encontrar la diferencia que mejor les va, pero eso fue con el tiempo…mientras su infancia fue acosada por la impaciencia, y esas lagrimas que resbalaron sentada en un banco del parque una cálida tarde de otoño arrastraron la niñez con ellas.
La impaciencia, la metió de un empujón en el tren de la adolescencia, al mirar atrás vio a la niña que fue correr por el andén, resistiéndose a abandonar el viaje, el tren aligeró la marcha y ella no volvió a mirar hacia atrás.
Otro empujón no sabe si por la impaciencia o por …

PAGINAS EN BLANCO

Imagen
Sé cuál es tu sueño, tienes la confianza, esperanza y energía suficiente, así que tira la semilla de la duda y del miedo.
Saca fuerzas de lo más profundo, no estás solo, no pierdas el rumbo, no olvides quien eres, quienes somos, nos sobran los motivos para luchar, que sí, que a veces hemos sido como un triste gorrión caído del nido, pero también hemos volado muy alto.
El corazón tomo la decisión de cambiarnos la vida, nos mostró un nuevo rumbo, un nuevo destino, empezamos un nuevo capítulo, una formidable historia, pero aún quedan muchas páginas en blanco que escribir, así que avanza, porque cada capítulo te garantizo que será más interesante que el anterior, porque a estas alturas de la vida, esta vida en la que parece que pocas veces nos arrepentimos de lo que hacemos, y demasiadas de lo que no hicimos, no le dejaremos hueco para lo segundo.
Porque un día yo dije que era imposible, y tú me demostraste lo contrario, porque tu no esperas que las cosas pasen, ni las dejas pasar, de la for…