NOS FUIMOS PARA QUEDARNOS



El tiempo nos pone a cada uno en su sitio ¿de verdad es el tiempo? ¿Cómo saber si estas en el lugar indicado, cuando nunca te has ido? ¿O precisamente sabes que estás en el lugar correcto porque no deseas marcharte?

Te vas, nos vamos y regresamos porque es lo que amamos, porque no soportamos tanto echar de menos, porque añoramos la armonía, esa que te ofrece descanso y paz, que te permite observar cada día…¿las personas cambian y los lugares están quietos? Uno cambia, pero los lugares también ¿te has fijado en los arboles? ¿En la luz al amanecer o al atardecer? Miles de fotos tengo de atardeceres del mismo lugar y no hay dos iguales, pero nadie se fija en esas cosas, la gente camina sin mirar, se acostumbran, esa costumbre que te ata, a la casa, al trabajo, a los seres queridos, tanta costumbre, tantas dudas, tanta cobardía, tanta pereza… que lleva al convencimiento de que así es la vida, de que esa es su vida, no puede ser de otra manera, todo está escrito, cuando en realidad todo está por escribir, te invade, a veces traidor, pero siempre puedes levantarte, rebelarte, a veces simplemente quieres irte por una decepción (decepción, perra palabra, perra sensación), porque te arrebatan todo lo que defiendes, ganar para perder… anhelando ser nómada, nunca de aquí ni de allá, y cuando decides irte te das cuenta de que ya tenias la sensación instalada desde hace tiempo de que no pertenecías, de que ya no vivías allí.

Y te vas de los lugares, pero vuelves, porque son las personas las que le dan belleza, temes aburrirte y descubres que cuanto más lo miras menos lo conoces, porque el tiempo te enseño a mirar despojándote de la costumbre, los lugares como los libros te hablan, te cuentan de lo pequeña que es tu vida y de lo inmensa que podría llegar a ser. Maravillado ante esa inmensidad decides partir…y empiezas a añorar deseando volver ¿viajar o escapar? ¿Huir o mirar hacia delante? No es lo mismo. Caminar para volver al punto de partida, o caminar para olvidar el punto de partida…no es lo mismo, evidente. Dejémoslo en viajar mirando hacia delante, caminando sin olvidar el punto de partida…

Los que se van, los que se quedan para siempre, los que primero nos fuimos para quedarnos después…

Y al final solo hay una cosa segura, nuestra vida, que puede transcurrir en cualquier sitio, que cada día te maravilles de lo que te rodea, eso, solo depende de ti.. Que al final hay pocas cosas, pocas personas que son como estar en “casa” allá donde vayamos.


¡Sed Felices¡… no depende del lugar.


Comentarios

  1. Hace poco tuve una conversación sobre algo así, y también tengo varios poemas sobre algo así... Es extraño. De entre mis amigos, yo siempre fui la que no soportaba la idea de permanecer en el mismo lugar demasiado tiempo, y soy la que se ha acabado quedando en esta ciudad. Supongo que tenía miedo de ver los lugares que amo cambiar, de ver que mi instituto sigue donde está pero mis amigos ya no están en él, de que el tiempo corriese más que yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es estar en el lugar que nos hace felices.
      Un abrazo Iria.

      Eliminar
  2. Evidentemente, somos nosotros los que imprimimos belleza a los lugares con nuestras acciones, el entorno cambia tanto como nosotros en ascedente auge o detrimento, aunque algunos lugares tienen por si mismos una entidad propia, digamos que son ciudades, playas, llamemosle "x" con espíritu.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos impregnan de su espiritu, y los marcamos con los momentos vividos. Un abrazo Jonh.

      Eliminar
  3. Muy bueno. Siempre es bueno, a pesas de los tiempos, las horas que te apuran, el trabajo, el caos de transito, etc. Cuando uno tiene tiempo. Sabado, Domingo, feriado, vacaciones ver las cosas que uno no puede ver los demas dias, el color de los arboles, el sonido de las aves, una buena musica, salir, conocer gente, hacer lo que uno le guste, etc. }
    Un abrazo y lo mejor para este año que acabo de nacer

    ResponderEliminar
  4. Que razón tienes hay que querer el lugar y admirárlo donde eres feliz. Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

AQUÍ ESTOY YO CON MI BARQUITO

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON