SIN RÉMORAS





                        Tenemos mucho equipaje detrás. Y esto confunde las cosas.

                                                                 (H. Coben)

 


Una mañana deliciosa de lunes en la que me sobran las ganas de tomármela libre, ¿Por qué? Porque no solo los viernes están para saltarse las reglas y este manto de hojas que crujen bajo mis pies me gritan que hoy todo puede ser diferente, que tome las riendas del manipulador tiempo, ese que va demasiado lento o demasiado deprisa, hoy el ritmo lo marco yo. 


La vida hoy son todas esas cosas, las voces y risas que salen de un patio de colegio, las coloridas verduras de los puestos del mercado, el olor a pan que se desprende del horno de leña de  esta tradicional panadería… hoy mi lucha queda en reposo, como barco que atraca en el puerto para avituallamiento…hoy puedo soñar…soñar con el futuro sin que lo asalten esos sueños  fantásticos que solo son producto de la desesperación.


Hoy no es lunes, ni martes, es un día cualquiera en el que me siento terriblemente afortunada, se me henchía el corazón con el reposado paseo,  con las verduras compradas en el mercado, con el pan redondo y caliente, con el café tomado en esta terraza al tibio sol… 





Anhelaba librarse de un equipaje demasiado pesado porque el mundo realmente pertenecía a quien sabía ir ligero de equipaje. (L. Gabás)


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡DIOS ME LIBRE!

REMOLINOS DE CONFUSIÓN