EL ECO DE LOS LUGARES.



Entonces no lo sabia, pero el mundo estaba lleno de barrios, el mío me parecía lejos de todo, quizás porque era donde se alimentaban mis sueños…allá en el descampao o en el cerro, todo un enjambre de anhelos. Los  arboles incipientes y los parques de tierra, donde las niñas y niños aprendimos a jugar, a besar, a ganar, a perder, a caer, a levantarse, a fumar, a hacer el amor.. . Mucho ruido, gritábamos, cantábamos, bailábamos…el mundo nos quedaba lejos.
Hoy no hay nadie en el descampao, ni en el cerro donde acababan las casas, ni las casas acaban allí, nos hicimos mayores y nos marchamos  pero el barrio sigue allí, ya no periférico, cambiante, menos oscuro, iluminado por todos los sueños incumplidos que se han quedado adheridos a las fachadas,  tiñéndolas de un color mezcla de decepción, entusiasmo y esperanza.

Miro antiguas fotos de colores desvaídos por el acido del tiempo, y voy recomponiendo recuerdos…en el barrio en blanco y negro de ese pasado que parece ayer…alimento mis ganas de imaginar…allí queda el eco que seguramente guardan como un tesoro todos los lugares en los que la gente ha vivido intensamente.

No lo sabíamos, aprendíamos a vivir.                                                         

De tarde en tarde, vuelvo a coger el autobús, esa línea que parce ser la misma, las mismas caras los mismos gestos, para volver a casa de mi madre…a los libros, a los lápices de colores… los pensamientos se expanden como los círculos concéntricos que causa una piedra sobre las aguas tranquilas del estanque.





"Vamos creciendo con nuestros proyectos y entusiasmo, mientras los mayores nos dicen sonriendo glacialmente: ¡ya cambiaras!" (J.L. Sampedro)


Comentarios

  1. Tambien la nostalgia es un barrio que todos, de vez en vez, visitamos con alegría o tristeza. Sentimiendos también deslavados por el tiempo y la distancia. El continuo presente en 3D a veces cansa. Buen texto. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Luis, bonitas palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Precioso, hay mucha nostalgia en esas palabras... con tu permiso te lo comparto. Un beso Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias nina. Por supuesto que puedes compartirlo, no necesitas mi permiso, para mi es un honor. Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

AQUÍ ESTOY YO CON MI BARQUITO

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON