MENOS ES MÁS




No pido mucho
poder hablar sin cambiar la voz
caminar sin muletas
hacer el amor sin que haya que pedir permiso
escribir en un papel sin rayas ...











Cuando vi esta foto, me llamo la atención porque automáticamente mi imaginación se disparó, mi mente me proyecto una sucesión de momentos cotidianos, como si de una película tonta americana se tratase, pero llenos de vida.


Desayunos en la terraza y noches de primavera con miradas de complicidad, de las que son testigo las estrellas y un par de cervezas, conversaciones que van desde ¿Qué tal tu día? hasta “puto trabajo” pero colmadas de proyectos e ilusiones por realizar,  juntos, siempre apoyándonos; con sonrisas y alguna lagrima; abrazos por lo mucho que hay que celebrar y aquellos de consuelo por la dificultad de… ¡quién sabe! igual porque no llegamos a fin de mes.


Besos y abrazos atropellados y dulces, al hacer el amor en esa hora de la siesta o en la madrugada que nos sorprendió.

Días llenos de música y de bailes, de coger el cepillo del pelo  a modo de micrófono y cantar a grito “volandoooooo voyyy, volandooo vengoo…”



Más vale un espacio con poco en el que nada es desperdiciable, desprenderse de las cosas inútiles y dejar espacio, espacio para: más pasión, más creatividad, más tiempo, más pasión, más tranquilidad, más libertad


Porque la vida nos regala proyectos, momentos, ilusiones…. ¡vida¡ cuando no hay  nada material alrededor que nos distraiga…. Así que no me vuelvas a decir que solo es una triste habitación.

 ...

O bien si parece demasiado
escribir sin tener que cambiar la voz
caminar sin rayas
hablar sin que haya que pedir permiso
hacer el amor sin muletas.

O bien si parece demasiado
hacer el amor sin que haya que cambiar la voz
escribir sin muletas
caminar sin que haya que pedir permiso
hablar sin rayas.
(Kiko Veneno)

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡DIOS ME LIBRE!

REMOLINOS DE CONFUSIÓN