EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON


Hay instantes encerrados en la eternidad de un segundo, nuestros sentidos los van hilando hasta dejarlos bien trenzados en la trastienda de nuestro corazón, donde se alojan una colección de recuerdos que han marcado nuestras vidas. Pueden parecer insignificantes como cuando nos conmovimos al ver por primera vez el mar y descubrir que su sabor salado se asemeja a esa lagrima que perezosamente se deslizaba por la aleta de la nariz para posarse en la comisura del labio; o el tacto del algodón de azúcar en una noche fresca de feria al finalizar el verano; o una mirada que anuncia el primer beso de un gran amor; o el amanecer en silencio compartido; o la primera patada del hijo acunado en el vientre; o el sabor autentico de las verduras cultivadas y regadas con mimo en el huerto; o un hasta luego a sabiendas de que es un definitivo adiós, …

Habrá instantes que la nostalgia y el tiempo se empeñara en ajar, intentando paliar el dolor que nos produjeron, a otros en cambio los hará revolotear como si miles de mariposas se pasearan por nuestro cuerpo para evocarnos esa sonrisa de ternura que se impuso a la razón.

Pero todos, todos ellos, incluso los que el tiempo se empeña en marchitar mereció la pena exprimirlos, vivirlos, ahuyentando el miedo de un dolor que aun no existía.

¡Que la vejez nos sorprenda con una amplia y preciosa colección de recuerdos!


“Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un solo dia en el que no estemos, al menos un instante, en el paraíso” (Jorge Luis Borges)

Comentarios

  1. recuerdos?
    ni con ellos ni sin ellos
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Preciosas palabras para vivir un bello recuerdo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María del Carmen. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  3. Valiosa reflexión muy bien desarrollada en pocas, precisas y bellas palabras. (Parece que la escribió alguien que sabe).

    ResponderEliminar
  4. Somos un 90% recuerdos un 9% esperanzas y solo un 1% presente. Sabias y bellas palabras, Ana.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David por pasearte por este rinconcito y por tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  5. La vida son momentos. Bonita entrada,Ana!!! Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

EN EL ESPEJO DE MI ALMOHADA