Silencio¡




Dicen que hay silencios que dicen todo y palabras que no dicen nada, el silencio muchas veces dice lo que no queremos oír, a veces no afirma, ni niega, solo sentencia, silencios que como un impermeable en un día de lluvia no nos mojan, nos dejan indiferentes, otros nos pillan sin paraguas, casi desnudos y nos calan hasta los huesos, otros en los que no nos queda otra (o eso creemos) más que interpretar, que pueden ser una mala o buena interpretación, o la que nos parezca más dulcificada..



Pero y las palabras? Es cierto que hay palabras que no dicen nada o podemos adornarlas y manejarlas a nuestro antojo para que sean verdad o disfrazar mentiras, palabras que nos entran por un oído y salen por otro, palabras que se instalan en el alma… todo depende de la capacidad del orador, de su bondad, de su buen corazón o de que carezca totalmente de esto.

Entonces… ¿Qué es fiable? Yo me quedo con las palabras, pero siempre acompañadas de gestos, ¡que interesante es el lenguaje corporal¡ Por poner un ejemplo , un piropo, pero de los bonitos, esos que tienen estilo y gracia, y la persona que lo recibe se ruboriza, sonríe, le brillan los ojos (al menos a mi me pasa); o en una situación comprometida, a veces tensa y te muerdes el labio inferior; o escuchas una canción que te evoca un instante, una persona, y el cuerpo casi no se mueve pero notas que baila…o esas manos que mueves según el tono de la conversación…

Pero no desprecio los silencios, de entre todos los silencios (es solo mi humilde opinión) me quedo con los compartidos, los que se producen, por poner algún ejemplo, cuando dos personas escuchan una música, observan un cuadro… o simplemente se miran a los ojos, y el mundo se para, no hay nada más que ellos.

Unos minutos de silencio, por favor¡




Comentarios

  1. https://youtu.be/AcekLCkaP0A
    Lohengrin debe pues, regresar a proteger el Grial, dejando a su dama sola, acompañada tan solo por su espada y su anillo como toda herencia...

    ResponderEliminar
  2. O silêncio das palavras todas, o silêncio que permite ouvir, o repouso dos "crescendos" dos ritmos vivos, o silêncio de o conseguir dentro, pensar longamente e guardar as palavras essenciais, no olhar, no sorrir, no sentir e viver.

    ResponderEliminar
  3. "Un silencio solo interrumpido por el cadencioso sonido del caminar de un par de peregrinos con los que, en un juego interminable de silencios y miradas dibujó, sin decirlo, una constelación de palabras..." (http://www.elbailedenorte.com/2016/08/el-romanico-perfecto.html).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON

EN EL ESPEJO DE MI ALMOHADA