AMOUR D'ÉTÉ





AMOUR D'ÉTÉ





La soltería tiene sus ventajas sobre todo en esta calurosa estación, porque un amor de verano que seguro que tiene tantos detractores como partidarios es beneficioso para la salud, creedme, rejuvenece, porque el cuerpo en verano va a otro ritmo y cedes ¡que baile! Y a ese ritmo se suma que los prejuicios los dejaste junto a la chimenea, el único lema es hago-lo-que-me-da-la-gana. Así aparece ese chico que te entra por los ojos, puede que sea guapo o no, algo tiene, con los vaqueros algo rotos, la camisa blanca remangada hasta los codos (camisas de manga corta no, por favor), el pelo cuidadosamente despeinado y con sentido del humor, de esas personas que sin hacer nada especial caen en gracia a todo el mundo, y sigues sumando porque con seguridad en la intimidad (podéis leer cama) sabes que no va a defraudar, de los que aun sin llegar al postre te asaltara rodeándote por la cintura, levantándote en volandas de la silla y llevándote a un rincón comiéndote la boca.



Nos hace sentir seguras, guapas, alegres y deseadas. Será que tantas horas de luz y tanto tiempo de ocio nos dan subidón.

Si sucede, no hay que darle vueltas, dejarse llevar, estar juntos para pasarlo bien y disfrutar sin cadenas, no a todas las relaciones hay que ponerle nombre. Volver a la adolescencia/juventud –os lo repito- es beneficioso para la salud y para la piel…ni la más cara y mejor de las cremas hace tanto efecto en tan poco tiempo.

Sabes que seguramente es de los que no se enamora, ese tipo encantador y con un puntito de canalla que a veces tanto nos atrae ¿Por qué? Puede que sea un reto o puede que en ese momento solo necesitemos eso, un amor profundo con fecha de caducidad, porque mientras se vive es amor y es profundo.



Porque en verano todas las mañanas son de sábado , esas que nos gustan tanto a los que tenemos la suerte de no trabajar en fin de semana, te puedes quedar retozando en la cama, desayunar sin prisas y sin horarios que seguir en un buen puñado de horas por delante

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡DIOS ME LIBRE!

REMOLINOS DE CONFUSIÓN