VOLVER




Solo habíamos pasado allí unos días, pero sientes que es uno de esos lugares a los que quieres volver, a pesar del ruido de los coches, del ajetreo de las gentes pululando entre chiringuitos y luces nocturnas, lugares de paso, de veraneo, un punto de anormalidad, de locura, de volver a los coqueteos de la juventud mientras paseas libros y sonrisas por el campus, porque no solo de pan, trabajo y sudor  se vive, también de euforias y alegrías, lo que viene siendo alimentarse de vida. 



Hay cosas que en un lugar tienen valor y en otro parecen absurdas, es lo que tienen los viajes, te ayudan a romper con costumbres y arrinconar los miedos. Pones distancia, la que da el tiempo y los Kilómetros y todo es más fácil… alejarse para ver la escena.




Con la cabeza llena de ruidos e imágenes regreso al paraíso secreto entre olivos, donde la vida transcurre de otra manera, a otra velocidad. Necesitaré tiempo para ordenarlas, asimilarlas y sacarles el partido que se merecen, escribiendo en el jardín, metiendo cuidadosamente y con mimo en la trastienda del corazón, (http://hilvanandomomentos.blogspot.com/2017/01/en-la-trastienda-del-corazon.html)los que ya serán viejos recuerdos, para impedir que ahoguen a los nuevos y los muchos que de seguro vendrán.
Con la dulce sensación de empezar un nuevo capítulo, cambiando, evolucionando…

¿Qué es ser feliz? …. ¿Una colección de momentos alegres, apasionados, eufóricos, divertidos, emocionantes…? ¿Una mezcla de sentimientos…? ¿Por qué la tristeza parece durar el tiempo suficiente y la felicidad parece tan efímera…?


“Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un solo dia en el que no estemos, al menos un instante, en el paraíso” (Jorge Luis Borges)



Comentarios

Entradas populares de este blog

¡DIOS ME LIBRE!

Con duende