Como una montaña rusa


HACIENDO BALANCE
(Lo escribí a finales de diciembre 2014)






Este año ha sido como una montaña rusa, en las subidas note correr la sangre por mis venas y mis ojos se llenaron de toda la luz de los amaneceres, y al respirar inhale un trozo del paraíso.
En las bajadas, de mis ojos se deslizaban lágrimas del azul de todos los mares, y al posar los pies en la tierra. mis piernas que tan frágiles parecen sostenían con fuerza toda la realidad que me rodeaba permitiéndome erguirme y estirarme de nuevo.
Tire las llaves de todas las puertas que se me cerraron o cerré, para dejar solo las de aquellas  que quiero abrir, y que de alguna manera, intuición, se que están deseando ser abiertas.
Me he sentido agotada, exhausta, pero he encontrado el suficiente reposo para volver a caminar, esta vez sin prisa pero sin pausa.
He aprendido a no fingir que todo está bien, porque evadirse de la realidad es como una mala borrachera que solo te deja una triste resaca.
He aprendido a pasar página sonriendo, aunque mi interior me  grite “puto destino cruel”, asumiendo errores, sumando experiencias y restándole importancia a los sinsabores.
Pero siempre he tenido la suerte al lado, y cuando he pensado que me ahogaba, sucedió algo que cambio de nuevo el rumbo de las cosas, y otra vez note correr la sangre por mis venas, mis ojos se llenaron de la luz de todos los amaneceres, e inhale un trozo del paraíso.
Sinceramente, espero que el próximo año también sea una montaña rusa.


Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, espero también que el próximo año sea una montaña rusa.

    ResponderEliminar
  2. Una montaña rusa es como el subir y bajar en vértigo, Es mejor una vida mas serena. Un
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde Luego, tranquila y sin prisas. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EN EL ESPEJO DE MI ALMOHADA

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON

LOS "PORQUÉS"